Para terminar con los rumores que estuvieron circulando por la red la semana pasada, Skype publicó en su blog oficial dedicado a Linux la aclaración de cuál es su postura actual sobre abrir el código de su popular popularísima aplicación de VoIP:

“Sí, existe una versión Open Source del cliente para Linux en desarrollo. Esta será parte de una oferta más grande, pero no podemos decir mucho más por ahora. Tener una UI que sea Open Source nos ayudará a ser adoptados en la tierra “multicultural” de las distribuciones de Linux, así como también en otras plataformas y (también) acelerará su futuro desarrollo. Actualizaremos una vez que hayan más detalles disponibles”.

Así que aunque el protocolo de Skype seguirá siendo cerrado, por lo menos su cliente gráfico oficial sí se abrirá, lo que ya es un gran adelanto, sobre todo si tenemos en cuenta que su versión para Linux siempre se quedó por detrás del de Mac y Windows en características y frecuencia de actualizaciones.